Llámenos al 91 573 89 54

Title Image

VIH

VIH

¿Qué es el VIH?

El Sida es una enfermedad que se desarrolla como consecuencia de la destrucción progresiva del sistema inmunitario. Es producida por un virus que se descubrió en 1983, Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El VIH consiste en la incapacidad del sistema inmunitario para hacer frente a las infecciones y otros procesos patológicos. El Sida es consecuencia del resultado de la exposición a una infección por el VIH que facilita el desarrollo de infecciones oportunistas. Es un virus que permanece latente y va destruyendo las células encargadas del sistema inmunitario del organismo,

El periodo de incubación del VIH no es igual para todas las personas. Aproximadamente la mitad de estas que se contaminan con este virus desarrollarán los síntomas dentro de los 10 años, a partir de cuando se contagiaron. Tiene un periodo ventana de 3 semanas a 3 meses.

Signos o síntomas del SIDA

Antes de nada, debes tranquilizarte si piensas que has contraído o tienes síntomas de haber contraído el VIH. Este es un virus que necesita unas circunstancias verdaderamente muy complejas para poder transmitirse.

Normalmente si mantienes sexo oral con una persona infectada las probabilidades son de un 0,01% de contraer la enfermedad.

Verdaderamente existen otras ETS mucho mas infecciosas que el VIH.

Algunas personas y recalcamos solo algunas personas que se han infectado por el virus del sida, han tenido síntomas parecidos al de un catarro o una gripe leve, fiebre, pérdida de apetito, cansancio, sudoraciones nocturnas, aumento de los glanglios linfáticos, e incluso también han podido sufrir diarrea.

Como has visto los síntomas de haber sido infectado, son normales de tenerlos igualmente, una persona que no haya sido infectada. Si has estado leyendo en internet una y otra vez, pensando, es casi normal que creas que tienes toda la síntomatología de haber contraído el VIH.

Diagnóstico del SIDA

La única forma de saber si se ha contraído la infección es con una prueba especifica siempre realizada por un profesional sanitario, mediante un análisis de sangre. En realidad esta prueba no busca la presencia del VIH, sino de los anticuerpos que el organismo ha producido para luchar contra el virus. El organismo tarda entre un mes y seis semanas hasta que produce suficientes anticuerpos para poder registrarlos en una de estas pruebas, si se ha encontrado en alguna de las prácticas de riesgo es conveniente esperar un periodo llamado «de ventana», de un mes a tres  meses antes de someterse la prueba del VIH. Este tipo de análisis es muy sencillo y permite saber con certeza si existe la infección.

Detección de SIDA

Existen distintos tipos de exámenes para la detección del VIH. Ellos varían en la capacidad de detectar “partes” del propio VIH (además de anticuerpos al mismo), o bien de detectar únicamente la respuesta inmune del organismo al virus (anticuerpos solamente). A la hora de decidir qué test realizar es importante tener esto en cuenta.

En el caso de detección de “partes” del VIH, el periodo de ventana es más acotado. En cambio, es mayor con el test de solo anticuerpos.

En líneas generales:

  • Test de antígeno p24 + anticuerpos (“partes del virus”): tiene buena sensibilidad y especificidad en la semana 4.
  • Test de solo antígenos: comienza a detectar a partir de la semana 4, su fiabilidad es máxima cerca de la semana 8.

Consulta con nuestros profesionales y en conjunto te ayudaremos a decidir cuál es el que mejor se adapte a tu situación particular.

Tratamiento del SIDA

Los tratamientos siempre van a depender de cada paciente, pero la terapia por lo general incluye alguna de las siguientes familias de fármacos llamados antrirretrovirales.

La erradicación del VIH en las personas infectadas aun no es posible con los tratamientos actuales. Sin embargo muchos de los procesos oportunistas que comprometen a los pacientes su vida, tienen tratamientos eficaces. Los farmacos anti-retrovirales han permitido alargar considerablemente la supervivencia de los pacientes seropositivos, de tal manera que la enfermedad se ha convertido en el día de hoy en un proceso crónico.

La mayor parte con un buen tratamiento el virus en sangre es indectectable.

Prevención

Practicando el sexo oral con barreras de protección. No compartiendo juguetes sexuales y utilizando guantes de látex, extremando el cuidado en las penetraciones anales o vaginales.

No intercambiando agujas ni ningún otro material de inyección. Utilizando siempre material desechable estéril o esterilizándolo después de cada uso.

Evitando realizar lactancia las mujeres infectadas, aun cuando estén bajo tratamiento antirretroviral. Durante el parto se puede reducir si se practica una cesárea como alternativa al parto natural.

¿DETECCIÓN DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL?

¡DIAGNÓSTICO DE ETS EN 15 MINUTOS!